23 diciembre, 2008

LOS FRANCESES SIEMPRE A LO GRANDE

Los seres humanos, al igual que el Diablo, cuando nos aburrimos, solemos matar moscas con el rabo. Como las vacas del campo. La crisis está un poco vista ya, así que nos ocupamos de algún otro divertimento (no sé italiano; creo que se escribe así). El Instituto Alemán para la Asesoría de Condones, ha efectuado una amplia muestra de entrevistas en los diversos países de la UE; el objetivo es tener unas medidas lo más estandarizadas y reales posibles sobre el tamaño pollaril de los europeos unidos. A mí no me han preguntado; eso lo puedo jurar.

Resulta que a mayor tamaño de pene corresponde fabricar un condón adecuado. Creo que ese tipo de encuestas deberían efectuarlas a las féminas; ellas conocen la verdad sobre nuestros tipos de penes, saben las fanfarronadas que corren por ahí y las carencias reales.


Los franceses nos ganaron con su Revolución, pero también nos ganan en "eso": la tienen más larga que el resto de los europeos. De los huevos no dice nada la encuesta: pero ya conocemos ese dicho popular de que "para cojones España, para piñones Valladolid y para almendras Alcalá".


Mi madre viajó mucho a Francia en su juventud, pero nunca me contó de esas cosas. Seguramente iba al país de los francos a aprender su lengua; en aquellos años veinte-treinta la golfería era distinta.


Los chicos de Chueca se hacen eco de la encuesta. Es lógico, a cada uno lo suyo y los de Chueca suelen ser muy "suyos".


Pero lo mejor es el librito que han publicado sobre los muchos y diversos tamaños.


No he visto manía más tonta que medírsela a todas horas y discutir con el vecino sobre si la mía es más que la tuya.




07 diciembre, 2008

LAS CELEBRACIONES SIN MUCHO SENTIDO

El macropuente anual de todos los Diciembres viene a confirmar el sin sentido de muchas festividades. Los españolitos, de siempre, hemos sido muy dados a agradecer cualquier motivo de festejo que nos den, pero desde tiempos inmemoriales. Por esa razón tenemos alguna fama de vagos en muchos países del mundo occidental.
Estas fiestas carecen de razón suficiente porque nadie las sigue en el sentido oficial. Como la Semana Santa: carece de la religiosidad real, salvo la aparente. Todo ello parte de la base de que la mayoría de las fiestas son de origen religioso, y en gran cantidad de países de nuestro entorno no se celebran como tales. Es cierto que existen otras costumbres y otros motivos para festejar.
Aquí nadie se siente motivado para celebrar ni las pocas fiestas políticas, como la de la Constitución, ni las de cada autonomía. Se toman como fiestas para la pura evasión sin reflexionar mucho más. Esto tiene su lógica: el españolito medio huye del Poder como del diablo. No hay cultura política, ni siquiera democrática. No interesa al propio Poder.
Por mucho que nos distraigan con los choques y las broncas dialécticas, que más bien semejan discusiones bizantinas, en las que no se ponen muy de acuerdo sobre el sexo de los ángeles, jamás conseguirán una implicación política seria del pueblo.
Creo que ni la crisis actual y venidera (a partir de Enero nos vamos a enterar de verdad) será capaz de despertarnos del letargo histórico. No tenemos mucho arreglo.
Salud.

02 diciembre, 2008

El Gran Duque de Luxemburgo se opone a la legalización de la eutanasia

Curiosamente la noticia procede de un país miembro de la Unión Europea y, además, uno de los seis y siete paraísos fiscales de que disponemos en Europa.

Luxemburgo ha sido considerado por los españolitos durante años, un país modelo en muchos aspectos, pero desconocíamos la característica de pequeño país paradisiaco para el dinero.

El dinero, desde hace muchos años (desde tiempo de los fenicios, creo), no conoce moral que le frene. Pero mira por donde nos sale el Gran Duque de Luxemburgo con aires de moralidad en estos tiempos y en su propio país. El Grandísimo Duque se niega a ratificar una ley que permita la práctica legal de la eutanasia en ese pequeño ducado que es Luxemburgo; para ello echa mano de su conciencia moral, o sea: de la asquerosa conciencia religiosa disfrazada de moralidad para todo aquello que signifique libertad de conciencia. Sin embargo jamás ha puesto pega alguna al dinero que se ingresa en los bancos luxemburgueses, sin poner trabas ni preguntar de donde procede.

Y todos sabemos, más o menos, la procedencia de la mayor parte de los millones escabullidos de muchos países e ingresados de forma mafiosa y criminal (o sea: sin moralidad alguna). Ese dinero es sucio y procede de prácticas poco ortodoxas en las finanzas, incluyendo el tráfico de drogas, de armas, de personas y otras angelicales prácticas. Y de operaciones financieras entre países, poco claras y conocidas.

La cosa de la moral siempre sale a flote cuando de libertades civiles hablamos y pedimos. La cosa moral es la trampa de los sinvergüenzas, pillos y trileros de la política y la religión. La cosa moral le gusta mucho al Papa y sus obispones: sólo hace falta escuchar a Rouco Varela.

Es norma y normal que la nobleza tire por la cosa moral. A fin de cuentas son gente de orden y muy de derechas de toda la vida. El inmoral era mi padre, que procedía de una familia obrera, pobre y todos rojos por convicción moral. Pero eso es meterme en otro tipo de moralidad.

La noticia en concreto se puede leer AQUÍ.
Nueva noticia al respecto !!!!
Acabo de leerlo en 20 Minutos, el Gran Duque se está jugando su poder sancionador. El gobierno pretende modificar la Constitución para restarle poder.

26 noviembre, 2008

Los antifaces

Desde mis comienzos en el manejo de Internet siempre tuve mis dudas sobre las verdades vertidas en la red. Recuerdo mis buceos en aquellos chats multitudinarios, semejantes a un gallinero virtual donde todo el mundo escribía a la vez y siempre había algún capullo con la música a tope; una música insoportable que sólo a él le gustaba. Las groserías y el sexo barato estaban de moda (y creo que siguen estando). No era fácil hacer amistad con nadie, por la sencilla razón de que de nadie te fiabas.

Renuncié a esos menesteres, hasta que descubrí el Yahoo y después el Messenger. Cierto que hay mucho disfrazado y disfrazada navegando por la red; eso es inevitable, ya que Internet es como la vida misma en versión virtual, donde cualquiera se puede esconder mediante un antifaz y durante mucho tiempo..... hasta que es descubierto. Pero algo me dejó un poco enganchado a todo el tinglado virtual: la tremenda posibilidad de crear tu propia red de contactos, de amistades relativas (no olvidemos que se trata de un mundo virtual donde la física obra el milagro de ver reflejadas tus palabras en una pantalla) y que algunas se han ido haciendo reales poco a poco. Otras posiblemente no se haran realidad nunca, debido a la gran distancia que nos separa, aunque nunca debemos decir eso de nunca jamás.

También descubrí una tremenda soledad encubierta detrás de las pantallas, gente desengañada de la vida, adolescentes que descubrían un mundo nuevo y su nuevo mundo, necesitados a su vez de conversación, diálogo y buscando su propio norte. Descubrí gente enferma para los que la red era como una especie de salvavidas al que agarrarse para no sentirse solos. Contacté con personas necesitadas de contar sus vivencias y hacerme partícipe de sus sinsabores y malas rachas, pero también de sus momentos de alegría y rachas de buena suerte. Descubrí fanáticos y maniáticos/as con obsesiones fijas, gente poco recomendable que nada podía aportarme.

Al final he creado algo parecido a mi propio barrio virtual, un enorme barrio que abarca diferentes lugares de la península y sus islas: Vigo, Bilbao, Cantabria, Madrid, Barcelona, Zaragoza, Málaga, Cádiz, Almería, Jaén, Canarias, etc., incluso más allá del charco, como Argentina, México y otros lugares. Gente con la que me gusta hablar y compartir ratos sueltos, leer sus trabajos en los espacios y blogs, comentarlos..... y nada más, pero también nada menos.

Espero que este mi pequeño/gran barrio se mantenga y siga creciendo, poco a poco. Y sin antifaces.

26 octubre, 2008

Un personaje esperanzador

video

Esperemos que el cambio sea posible. El mundo nesecita un ritmo y rumbo diferentes a los actuales.

Han sido ocho años insoportables de una presidencia depredadora y llena de golfos alcones con afán de dinero y poder, con prácticas mafiosas y limbos jurídicos de detención y tortura de lo más descarado. Otro talante aparece por el horizonte. Mi miedo es que, ante todo, es norteamericano, y eso pesa mucho todavía.

También existe la dificultad de que no será fácil su deseo de gobernar según sus promesas electorales: los alcones del sistema seguiran en la sombra junto a los trileros de las finanzas mundiales. Eso si le dejan vivir.